viernes, septiembre 12, 2008

Se llamaba María (II)

... y jamás se le hubiese olvidado en un día como hoy levantar el teléfono y felicitarnos a mi madre, a mi hermano Jose Mari y a mí. Nunca se le hubiera olvidado -no como a mí-preguntarnos qué necesitamos para luego darse una vueltecita por Sanca (una tienda a la vieja usanza con todo y para todos que todavía sobrevive cerca del isleño paseo de Las Palmeras) y traernos un delicioso surtido de colonias, ropa interior y besos al que era difícil resistirse cada 12 de septiembre.

Mi abuela se llamaba María y adoraba escucharme cantar 'Maria la portuguesa' (como ya os había relatado). Y hoy, señal del destino, me encontraba escuchando esa hermosa tonadilla en la inconfundible voz de Carlos Cano cuando recibí un mensaje en el que me percaté, por la fecha, de que hoy era el Día de las Marías. Si es que ya no sé en qué día vivo.

Escribo esto sin apenas contener la emoción, sin poder evitar que las lágrimas se derramen... Se llamaba María y, seguro, que esté donde esté nos ha guardado hoy un regalito para entregárnoslo cuando volvamos a vernos. Felicidades también para ti, preciosa. Te echo de menos.

1 comentario:

Maribel dijo...

Un día especial sin duda. Ella, la que está en mi cielo, también se llamaba María... Gracias por mostrar tus sentimientos (tan iguales a los míos) de esta manera, mis lagrimas también han salido disparadas mientras te leía... Yo también la hecho de menos...

Un saludo