lunes, octubre 22, 2007

El amargo final con olor a nuevo

Se acabó. Entre mis manos expira el hermoso volumen de la obra más bella de Carlos Ruiz Zafón. Me resistí a empezar, lo reconozco. Me aburrían sus primeras páginas (excepto la maravillosa descripción del enigmático Cementerio de los Libros Olvidados.

Al igual que Daniel Sempere con Julián Carax, volví a encontrarme con sus páginas blanco roto de olor a nuevo. Siempre estuvieron en el fondo ahí, esperándome a que descubriera los misterios de esa Barcelona sucia y febril, de ojos negros y profunda mirada.

Acabar con la lectura de La sombra del viento me ha hecho sentir algo que hacía tiempo que no recordaba: ese amargo sabor que deja en el paladar la certeza de que la historia que te ha acompañado cada noche, de pronto se acaba. Me gustaría que sus personajes, desde la Clara de los primeros capítulos hasta el leal Fermín, siguieran en mi mesilla de noche mil meses más. Eso sí, como mi memoria tiene la deliciosa virtud (disculpen mi falta de modestia) de poder olvidar la esencia de las historias que leo, no pasará mucho tiempo hasta que vuelva a sumergirme en la bruma azul de sus rugosas páginas.

"Un libro que no leas dos veces, no mereció la primera lectura"

3 comentarios:

Ereskigal9 dijo...

Me alegro que al fin te lo hayas leído, te dije que te gustaría muhcísimo y nunca podrías encontrar uno igual... AL menos a mí me ha pasado eso... Y de esa situación hace ya 3 años...
Ya que has llegado al fin de LA Sombra del Viento, ¿¿¿sabes de 'Marina'???El anterior de Ruiz Zafón, otro sin desperdicio. Si no lo tienes te lo regalo yo... (ya que el que siempre suelo regalar.. te lo acabas de leer...)

Raquel Rendón dijo...

Me ha encantado el libro, Anita. Ha sido genial, aunque sigo quedándome con 'Cien años de soledad'. 'Marina' no le he leído. No hay mejor regalo que me puedan hacer que un libro.

Besitosss

Patriice dijo...

No he podido resistirme... La sombra del viento es uno de los libros más hermosos que he leído en los últimos años y reconozco ese sentimiento de pérdida, de pensar que de repente ese mundo en el que uno se sumergía cada noche, o cada tarde o cada mañana se desvanece con la última página del libro...La sombra del viento es una genial historia escrita para lectores, sin duda. Me quedo con el relato del ama de la historia de amor, del reencuentro entre el escritor maldito (ay, perdona que no recuerde ya los nombres) y la joven de trágico destino que se queda mirándolo mientras baja las escaleras y confiesa a su cuidadora que sí, que efectivamente ya lo había visto antes, "en mis sueños". Ruiz Zafón se hizo famoso cuando un político alemán confesó no sé dónde que se estaba leyendo La sombra del viento y que le estaba encantando. El boca a boca funcionó muy bien, pero es un escritor curioso que ha publicado antes otras obras como Marina o Luces de Septiembre, muy en la línea de La sombra... (aunque no tan buenas, a mi parecer) en las que incluso roza la ciencia ficción... se le catalogaba por ello, y hasta entonces, como de literatura juvenil... perdona semejante parrafada, es que me he puesto a escribir y no he parado. Besos. (Cien años de soledad me aburre hasta la desesperación y es una cruz que me ha tocado llevar, pero la trilogía Tu rostro mañana, especialmente el tercer tomo es maravillosa!!!)