miércoles, noviembre 29, 2006

Recuerdos que ya no son nada

... "que a veces caigo en el recuerdo de tus manos con mis manos, y me hace sonreír"... Precioso. De Manuel Carrasco, por supuesto. Hay días, como hoy, en que se amontonan los recuerdos en cualquier rincón de la habitación vacía y regresan sin que nadie los haya invitado a pasar con una esta tarde de miércoles. Pero aquí están y, cómo no, he decidido dedicarles un poema.



A través de un par de versos
escritos hace más de dos mil días
regresan a mis sueños
el brillo de tus ojos azabache,
el tacto de tus labios de mentira
y el beso cruel de nuestra despedida.

Me ha bastado con pensar en tu sonrisa
para sentirme un poquito más viva.

Y es que se amontonan los recuerdos
y trato de esconderlos
debajo de la cama.
Pero despierto luego y me doy cuenta
de que son recuerdos que ya no son nada.

2 comentarios:

Candela fina dijo...

Ayyy Raquel. Esto es arte y no lo que guarda Tita Cervera. Hoy, aunque no lo creas, he aprendido mucho... la mayor parte gracias a tí. Te prometí una replica y aqui la tienes... supongo que es la misma melodía, pero con distintas notas. La misma historia... pero vista de fuera...

"Hoy la tarde se vistió de su recuerdo y el aire, mansamente, en un susurro, dibujó su voz entre tus ramas; un destello de luz, como una flecha sin tiempo ni espacio disparada, abrió de par en par tu sentimiento para romper en mil pedazos el oscuro cristal de tu nostalgia.
Llenaste tu silencio atormentado por un instante de su melodía.
Pero se fué poco a poco entre la ramas más altas; meciéndose en la brisa; un reguero de hojas desgajadas quedaron en el sendero, como un día tu corazón, marchitas".

Celebro que ya no sea así.

Fdo: POLLO

Raquel Rendón dijo...

Algo así, chico, algo así... Hoy los recuerdos han abierto la puerta de mi casa y se han marchado, sólo hasta el 7 del 7 en el 14... cómo pasa el tiempo y mira dónde estamos ahora