sábado, junio 10, 2006

Plegarias de libertad

Hay pesadillas que marcan. En algunas intentamos correr (huir) como alma que lleva el diablo; en otras, procuramos despegar ataviados con nuestra flamante capa roja a lo Superman mientras algo, alguien, parece tragarse a zancadas la tierra que dejamos a la espalda o ancla sus míseras y viscosas manos en nuestros tobillos sin permitirnos disfrutar de un romántico paseo por las nubes. Un día la pesadilla se hizo realidad y escribí esto, mi único grito en la noche solitaria...



PLEGARIAS DE LIBERTAD

Quiero escapar al otro lado,
donde las nubes bostezan
en la oscura noche.

Quiero escapar a la tierra
en la que las hadas de fuego
se mecen en las voces del aire.
Quiero llegar a los senderos
de luna llena,
al camino plagado de setas
y rayos plateados.

Quiero buscar el infernal paraíso
donde reine el más puro y enojoso silencio.
Quiero escapar de lo que sé,
de lo que compartimos,
a un lugar en el que yo elija a mis ángeles caídos.

Quiero llegar a la tierra de fauces abiertas,
de la sensualidad tentadora,
a la tierra de la vida,
la tierra de mis sueños que agonizan.

1 comentario:

AnadelRocio dijo...

Simplemente OLÉ, Raquelilla, OLÉ, y con mayúsculas, por todas y cada una de las palabras que has escrito. Un besazo, desde el más profundo infierno luminoso de mi alma ;)